Técnicas para ayudar a controlar su genio

December 22

Técnicas para ayudar a controlar su genio

Controlar su genio en todas veces es esencial si usted quiere subir la escalera de la carrera, preservar un ambiente acogedor en el hogar o resolver problemas cotidianos. Ceder a la ira te hace perder el control de cualquier situación. Utilice estas técnicas para controlar tu mal genio y mantenerse en la cima de cada situación.

Tomando un tiempo de espera

La Clínica Mayo recomienda que cualquier persona que siente que están a punto de estallar debes tomarte un tiempo de espera y la cuenta a 10. Esto le ayudará a reconsiderar la situación y encontrar la solución más lógica. No reaccionan rápidamente cuando no es necesaria la prisa. Piense con cuidado acerca de lo que quieres decir antes de actuar. Si usted está a punto de decir algo ofensivo, otra vez deténgase y piense. Esto permite que tiempo para llegar a una mejor alternativa. Al hablar, se adhieren a la cuestión y abstenerse de ser demasiado emocional.

Ejercicio

Ejercicio físico ayuda a eliminar cualquier energía negativa que acumulan dentro de ti. Sirve como una especie de una toma de corriente. Agresivo deportes como boxeo, hockey y esquí extremo son más útiles. Si sientes que las cosas en el trabajo o en casa le irritan, puede ser una señal de que es necesario tener una rutina de ejercicios. Mejor aún, ejercer de manera continua. Actividad física regular le permitirá llevar un mejor control de ti mismo en todo momento.

Uso de "I" declaraciones

Según la Clínica Mayo, usando "I" declaraciones en lugar de culpar u ofender a otras personas le ayudará controlar su ira. Por ejemplo si un niño viene a casa tarde, dicen, "soy infeliz cuando llegues tarde, a casa" en vez de, "tienes que venir inicio antes." Esto aliviará la tensión y será más eficaz en hacer su hijo inicio anterior (o al menos no dará lugar a conflictos innecesarios).

Uso de Humor

Con humor a menudo ayuda a aliviar la tensión en una conversación. Cuando sientas que la presión se está acumulando, intentar aligerar la conversación con una broma.