Hechos de neuroblastoma

January 28

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que afecta a niños y bebés. Forma en las células nerviosas en desarrollo de un embrión o feto y a veces se detecta antes del nacimiento durante una ecografía de rutina. Según la Clínica Mayo, hay no hay factores de riesgo conocidos para el desarrollo de neuroblastoma, pero los niños nacidos en familias con antecedentes de este tipo de cáncer son un riesgo ligeramente mayor de desarrollarla ellos mismos. El tratamiento depende de muchos factores, pero generalmente incluye una combinación de cirugía, radiación y quimioterapia.

Significado

Según la sociedad americana del cáncer, el neuroblastoma ocurre típicamente en lactantes y niños pequeños. El cáncer se considera raramente en niños mayores de diez años. Este tipo de cáncer es el cáncer más común que afecta a los bebés y representa casi el 7% de los cánceres de la niñez. Mientras algunos neuroblastomas son detectados mediante ultrasonido antes del nacimiento, la mayoría de los casos se diagnostica entre uno y dos años de edad. Desafortunadamente, dos tercios de los cánceres de neuroblastoma no se diagnostican hasta después de que el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Localización del cáncer

Los neuroblastomas son tumores del sistema nervioso simpático, que incluye las fibras nerviosas en ambos lados de la médula espinal, grupos de células nerviosas o ganglios, que existen en determinados puntos a lo largo de la trayectoria de estas fibras nerviosas y las células en las glándulas suprarrenales. Aproximadamente un tercio de todos los neuroblastomas comienzan en las glándulas suprarrenales, con otra tercera parte a partir de los ganglios del nervio simpático abdominal. El resto de los casos comienza en los ganglios simpáticos del cuello, pecho o pelvis. La ubicación específica de la neuroblastoma determina qué, si los hay, los síntomas son experimentados, según la sociedad americana del cáncer.

Síntomas primarios

Reconocer los signos y síntomas del neuroblastoma es muy difícil, ya que los síntomas varían ampliamente y dependen de la localización del tumor y otros factores. El síntoma más común en niños pequeños es una protuberancia o masa en el abdomen. Los niños con un tumor abdominal pueden ser reacios a comer o se quejan de molestias o dolor en la región. Las masas también pueden ocurrir en el cuello, la ingle u otras áreas del cuerpo. A veces, controlan de síntomas tales como dolor, pérdida de la vejiga, o inflamación puede ser resultado de un tumor creciente presión sobre los tejidos u órganos cercanos. Según Cancer Society Neuroblastoma infantil, los primeros síntomas del neuroblastoma son extremadamente difíciles de detectar, pero una prueba de orina no invasiva se puede pedir en casos sospechosos que es casi el 100% de diagnóstico exacto.

Síntomas de las metástasis

Una vez el tumor primario se extiende y se extiende por metástasis, a otras áreas del cuerpo, pueden desarrollar nuevos signos y síntomas. Si el cáncer se disemina a los huesos, el niño afectado puede experimentar dolor, debilidad, entumecimiento o parálisis incluso si compresión los nervios. Si la piel llega a ser afectada, pueden desarrollar parches de color púrpura, y pueden presentar síntomas como cansancio, debilidad, irritabilidad, sangrado excesivo e infecciones frecuentes, si el cáncer se disemina a la médula ósea. En casos donde el neuroblastoma libera hormonas, puede desarrollar un conjunto de síntomas llamado síndrome paraneoplastic. Los síntomas de síndrome paraneoplásico incluyen fiebre, latido cardíaco rápido, diarrea constante, enrojecimiento de la piel, sudoración y la presión arterial alta.

Prevención y tratamiento

No existe ninguna forma conocida de prevenir el neuroblastoma. El tratamiento depende de la etapa de neuroblastoma en diagnóstico, marcadores de pronóstico y la salud general del paciente. Opciones de tratamiento incluyen cirugía para extirpar tumores localizados, la quimioterapia para destruir las células cancerosas y la radioterapia. Algunos niños con neuroblastoma de alto riesgo son tratados con terapia con retinoides. Según el Instituto Nacional del cáncer, terapia con retinoides se cree que la lenta multiplicación de células de cáncer y ayudan a las células nerviosas no desarrolladas implicados en neuroblastoma madura en las células normales, saludables. Pueden realizar trasplantes de células madre para reemplazar la médula ósea dañada por otras opciones de tratamiento.