Cómo aumentar el flujo y la circulación de sangre

May 5

Si los brazos y las piernas son constantemente frío, hacinamiento o entumecida, puede ser una señal de que tienes mala circulación sanguínea. Cuando la sangre no fluya bien a través de su cuerpo, invita a una serie de problemas de salud incluyendo ataque al corazón, angina de pecho y accidente cerebrovascular. Hay muchas maneras de aumentar el flujo de sangre, ejercicio, dieta, medicación y cirugía--pero antes de intentar ayudar a su corazón a hacer su trabajo, es importante hablar con su médico para planear la mejor manera.

Instrucciones

Un enfoque médico

• Considere su estilo de vida. Puede tener un mayor riesgo de mala circulación si fuma, si usted tiene antecedentes familiares de problemas cardiacos, si tienes una vida sedentaria (inactiva), o si su dieta es alta en cosas como grasas saturadas y colesterol.

• Busque los signos. Aunque algunos signos de mala circulación son obvias, otras no lo son. Según la Clínica Mayo, los síntomas de mala circulación incluyen festering llagas en los dedos, pies y piernas, un cambio en el color de tus piernas, pérdida de pelo en las piernas y los cambios en las uñas de los pies.

• Consulte a su médico. Si crees que tienes mala circulación, el médico puede diagnosticar realizando un examen físico básico, exámenes o realización de una angiografía. Esta es una prueba donde el médico inyecta el colorante en los vasos sanguíneos, entonces utiliza la radiografía proyección de imagen para seguir el flujo de sangre.

• Siga las órdenes del médico. Hay muchas causas pobres del flujo de sangre, como colesterol alto, hipertensión arterial y coágulos sanguíneos. Su médico puede escribir una receta dependiendo de la causa, o recomendar la cirugía. Si usted tiene un vaso sanguíneo bloqueado, su médico puede eliminarlo con un pequeño balón (angioplastia) o crear un desvío alrededor de él con un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo (cirugía de derivación).

Un enfoque de estilo de vida

• Dejar de fumar. Los fumadores corren un riesgo mucho mayor de desarrollar enfermedad cardíaca y enfermedad arterial periférica.

• Comer saludable. Alimentos saludables para el corazón, frutas crudas y verduras, alimentos bajos en colesterol y grasas saturadas, puede ayudar a mejorar su circulación. La Clínica Mayo recomienda alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3. Incluyen salmón, caballa, arenque, semillas de lino, nueces, soja y aceite de canola.

• Ejercicio. Bien ejercitados músculos utilizan el oxígeno eficientemente. Su médico puede ayudarle a desarrollar un plan de ejercicio adecuado a su edad y condición física, pero en general, la Clínica Mayo recomienda 30 a 60 minutos de moderada a vigorosa actividad física casi todos los días de la semana.

• Tenga cuidado de los pies. Según la Clínica Mayo, es importante llevar calzado bien ajustado. Medias de apoyo también pueden ayudar a aumentar la circulación. También, tomar medidas para evitar infecciones, lávese los pies diariamente, recortar cuidadosamente las uñas de los pies y no caminar descalzo.