Asesino de la hormiga y la enfermedad de Parkinson

December 16

Asesino de la hormiga y la enfermedad de Parkinson

Elevados niveles en sangre de hexaclorociclohexano---que es un tóxico utilizado en asesinos de la hormiga, entre otros plaguicidas---puede ser un factor de riesgo significativo para la enfermedad de Parkinson, según un estudio de julio de 2009 en "Archivos de la neurología". Este estudio es la evidencia más convincente hasta la fecha de un vínculo entre la enfermedad de Parkinson y la exposición a los pesticidas.

Según los investigadores que realizaron este estudio, los resultados podrían llevar al desarrollo de una prueba de sangre que se identificar a individuos que son susceptibles a esta enfermedad.

Síntomas

La enfermedad de Parkinson es un desorden del sistema motor causado por la desaparición de las células cerebrales que producen dopamina, que es el neurotransmisor responsable de la atención cognitiva, aprendizaje, movimiento muscular y eje de placer del cerebro.

Temblor, rigidez, movimiento lento y postura inestable son los cuatro síntomas principales. Temblor afecta a la cara, mandíbula, brazos, manos y piernas. Cuando se produce la rigidez, afecta a las extremidades y tronco.

Progresión de la

Conforme avanza la enfermedad, los enfermos de Parkinson tienen un tiempo cada vez más difícil hablar, caminar y realizar las tareas diarias. La edad de inicio tiende a ser 50. Muy temprano, los síntomas son insignificantes. La enfermedad progresa rápidamente en algunos y muy poco a poco en otros. Finalmente, es el síntoma de temblores---que afecta a pacientes con Parkinson casi todos---hace vida diaria un reto.

Causas

Se desconoce la causa del Parkinson. Sin embargo, según WebMD, hay evidencia creciente de que la enfermedad de Parkinson es una enfermedad genética que puede ser provocada por factores ambientales, uno de los cuales es el tipo de pesticida en Matahormigas.

En el estudio de "Archives of Neurology" que implica el ingrediente hexaclorociclohexano del pesticida (beta-HCH), los investigadores analizaron 113 personas entre las edades de 50 y 89. Cuarenta y tres eran sanos y 50 eran enfermos de Parkinson. Veinte años tenían la enfermedad de Alzheimer. Exámenes de sangre buscó rastros de 15 plaguicidas organoclorados.

Resultados del estudio

El estudio encontró eso beta-HCH demostrada para arriba en la sangre de más de 75% de las muestras de la enfermedad de Parkinson. Sólo 40 por ciento de los voluntarios sanos y 30 por ciento de pacientes con Alzheimer comparable habían elevado los niveles de beta-HCH.

Detección temprana

Alemán de Dwight, el investigador principal en este estudio, señala que aunque otros estudios han sugerido un vínculo entre los pesticidas y el Parkinson, la identificación de un pesticida específico había eludido a la comunidad científica hasta ahora. Porque la enfermedad de Parkinson puede causar daño neurológico irreversible, es importante conseguir un diagnóstico precoz. Un examen de sangre que identifica un factor de riesgo primario para la enfermedad podría conducir a la rápida detección e intervención preventiva.