Signos y síntomas de la alergia de Hemlock

by admin 03/27/2010

Cicuta es una planta altamente venenosa que es una subespecie de la familia Apiaceae, también conocido como hemlock del agua. Esta planta es nativa de muchas regiones en el hemisferio norte, incluyendo los Estados Unidos y el Reino Unido el hábitat normal de la planta es áreas húmedas, como prados y pantanos. Ingestión de la planta del Hemlock resultados ante un grave anafiláctica (alérgica) en los seres humanos como ganado. Los efectos de esta reacción requieren atención médica inmediata y agresiva para evitar la muerte.

Convulsiones

Las principales toxinas encontradas dentro de la planta del Hemlock son cicutoxina y oenanthotoxin. Estas sustancias químicas interactúan con los nervios e interrumpen la comunicación de los neurotransmisores. La respuesta del sistema nervioso central (SNC) resultante es convulsiones y contracciones musculares involuntarias, conocidas como ataxia. Estos ataques son muy severos, mímico los síntomas de una convulsión tónico-clónica y pueden causar la muerte si no trataron inmediatamente.

Náuseas y vómitos

La reacción inicial a la ingestión de la cicuta es vómitos, náuseas y dolor abdominal severo. Estos síntomas pueden ocurrir tan pronto como 15 minutos después de la ingestión de la planta. Éstos son generalmente los primeros síntomas de que un paciente experimenta; sin embargo, en algunos casos, las convulsiones pueden ocurrir primero. Este veneno también puede conducir a insuficiencia renal si no se trata a tiempo.

Cambios de ritmo cardíaco y dificultad para respirar

Como resultado del mecanismo neurológico utiliza esta toxina, pacientes alternos entre la bradicardia y la taquicardia (bajo y rápido ritmo cardiaco). Esto de por sí puede resultar en una peligrosa falla cardiovascular en pacientes con trastornos del sistema Cardiovasculars. Además, esta alterna entre alta y baja frecuencia cardíaca resulta en un aumento marcado y disminuye la presión arterial durante períodos relativamente pequeñas de tiempo. Los pacientes a menudo requieren su vía aérea para ser intubados como resultado poco profunda o completa pérdida de la capacidad de respirar por cuenta propia.

Related posts