¿Qué es una vejiga neurogénica?

by admin 05/23/2014

La vejiga neurogénica es una condición que se caracteriza por una vejiga urinaria disfuncional. Las funciones de la vejiga son controladas por el sistema nervioso y los músculos específicos. Estos músculos controlan la capacidad de la vejiga para almacenar orina y descarga en el momento adecuado. Cuando el sistema nervioso no funciona correctamente, que afecta a la capacidad de los músculos para controlar las funciones de la vejiga. Esto puede conducir a una persona ser incapaz de orinar o pérdida de la capacidad para controlar el flujo de orina.

Causas

Cualquier persona puede sufrir de vejiga neurogénica, pero la condición es mucho más común en las personas mayores. Hay una serie de condiciones y factores que pueden provocar que el sistema nervioso para convertirse en disfuncional, que conduce a la vejiga neurogénica. Los siguientes factores pueden causar daño al nervio: Envenenamiento por metal, alcoholismo a largo plazo, graves infecciones, deformidad de la columna vertebral en el nacimiento, traumatismo de la médula espinal y problemas neurológicos hereditarios. Otras condiciones que pueden causar daño a los nervios incluyen: diabetes, sífilis, trazos, disco intervertebral dañado y condiciones neurológicas como esclerosis múltiple.

Síntomas

La vejiga neurogénica se caracteriza principalmente por la incapacidad de una persona para funciones de control vesical, que puede conducir a la enuresis en algunos casos. Los síntomas más comunes incluyen: micción frecuente y urgente, ganas de orinar cuando la vejiga está vacía, infección del tracto urinario, dolor o escozor durante la micción y cálculos renales. La vejiga neurogénica no se diagnostica fácilmente porque sus síntomas pueden ser similares a los de otras condiciones.

Diagnóstico

El diagnóstico de vejiga neurogénica consiste en examinar la vejiga y el sistema nervioso. La inspección del sistema nervioso consiste en radiografías de la columna vertebral y cráneo, así como un electroencefalograma (EEG) para estudiar la actividad cerebral. Pruebas de funciones de la vejiga incluyen: exámenes abdominales y rectales, ultrasonido de la vejiga, exámenes de sangre y orina y una prueba de presión en la vejiga llena.

Tratamiento

El tratamiento para la vejiga neurogénica depende de la edad del paciente y la historia clínica, fuente de daño del nervio y severidad de los síntomas. El método más común de tratamiento consiste en colocar un tubo en la vejiga, que puede utilizarse para vaciar. Puesto que este método aumenta la probabilidad de infección, los pacientes se recomiendan regularmente tomar antibióticos. Procedimientos quirúrgicos se pueden realizar en la vejiga para ayudar a mejorar la retención o la descarga de la orina. En casos extremos, se puede realizar un procedimiento quirúrgico que cambia la trayectoria de la orina, que luego se recoge en una vejiga artificial externa.

Medicamento

Hay varios medicamentos pueden emplearse para ayudar a controlar los músculos que controlan las funciones de la vejiga. Para los pacientes que son incapaces de descarga de orina, el medicamento más popular es el betanecol. Ayuda al paciente orinar al estimular los músculos de la vejiga. Otros medicamentos como anticolinérgicos, antiespasmódicos y relajantes musculares pueden también resultar útil en estos casos.

Related posts