Partes del conducto auditivo

by admin 04/13/2011

Partes del conducto auditivo

El oído humano es un órgano sensorial importante que nos ayuda en nuestra audición y equilibrio. Cada oído se puede dividir anatómicamente en tres partes: externas, medianas e internas. Las tres partes del oído que todos responden al sonido y movimiento de diferentes maneras. El exterior (externa) y oído medio recoger y transmiten las ondas sonoras. El oído interno contiene el órgano de la audición y nos ayuda a mantener nuestro equilibrio.

Oído externo

El cartílago que constituye la parte visible del oído es conocido como el pabellón auricular (o aurícula). Pabellón de la oreja sirve para recoger y embudo de sonidos ambientales hacia el tímpano en el oído medio. Una fina lámina de cartílago elástico y una parte inferior llamada el lóbulo conforman el aspecto de la oreja. Pabellón de la oreja se une al lado de la cabeza por ligamentos y músculos.

Oído medio

El oído medio es una cavidad llena de aire en el hueso temporal del cráneo. Contiene el tímpano y tres pequeños huesos, conocidos como osículos, que ayudan a transmitir el sonido hasta la ventana oval del oído interno. El oído medio es una pequeña cámara que mide 0.5 cm por 1 cm de longitud. La membrana timpánica, también conocida como tímpano, se divide el oído medio del oído externo.

Oído interno

El oído interno, también conocido como el laberinto por su forma desencajada, contiene el órgano del equilibrio (conocido como el portal) y el órgano de la audición (conocida como la cóclea). El oído interno puede dividirse en un laberinto óseo externo y un laberinto membranoso interno. La cóclea es un canal óseo espiral, herida alrededor de un pilar central. Dentro de la cóclea son las células de pelo y receptores de la audición.

Related posts