Nuevo tratamiento para el cáncer de esófago

by admin 11/11/2011

El cáncer de garganta, tal vez mejor conocido como cáncer de esófago, es un cáncer de las células que recubren el interior de su esófago, el conducto a través del cual alimento viaja desde la boca hasta el estómago. Es difícil de tratar y se considera raramente curable con los tratamientos actuales. Los investigadores están llevando a cabo diferentes enfoques que muchos esperan llevará a tratamientos más efectivos en el futuro.

Cáncer de esófago

Como todos los cánceres, cáncer de esófago es un desorden donde las células mutantes con ADN dañado proliferan fuera de control y, si se deja sin marcar, invaden otros tejidos del cuerpo. Factores de riesgo incluyen el fumar y el consumo de alcohol. Dificultad para tragar, pérdida de peso, dolor, ronquera y tos son todos síntomas de la enfermedad.

Tratamiento actual

Desafortunadamente, el cáncer de esófago tiene una alta tasa de mortalidad; la tasa de supervivencia de cinco años es sólo el 10 por ciento. Cuanto antes de que se detecta la enfermedad, sin embargo, mejor las probabilidades de éxito. El tratamiento típico incluye cirugía, quimioterapia y radioterapia. Estos tratamientos a veces pueden conducir a graves complicaciones, incluyendo infección, sangrado y fuga después de la cirugía.

Aproximaciones experimentales

Con cáncer de esófago como con otros tipos de cáncer, los investigadores están investigando diversos métodos nuevos que eventualmente podrían proporcionar tratamientos más efectivos. Algunos investigadores están estudiando los factores genéticos que pueden predisponer a los pacientes de cáncer de esófago con esperanza que esta información puede producir nuevas terapias. Otros científicos están trabajando con inmunoterapia--tratamientos que estimulan el sistema del paciente inmune para atacar las células cancerosas, o terapias dirigidas que atacan las células con mutaciones específicas o metas.

Ensayos clínicos actuales

Muchos de los ensayos clínicos para cáncer de esófago están investigando diversas combinaciones de fármacos de quimioterapia que ya están disponibles para determinar cuál es más eficaz. Algunos ensayos clínicos están estudiando también terapias dirigidas. Ofexamples un par son sunitinib, un fármaco aprobado en 2006 para tratar el carcinoma de células renales que ahora está siendo probado contra el cáncer de esófago y cetuximab, un anticuerpo monoclonal aprobado previamente para tratar el cáncer colorrectal y ahora ser probado contra el cáncer de esófago. Para obtener más información sobre los ensayos clínicos actuales, revise la lista de ensayos en curso en clinicaltrials.gov.

Factores genéticos

Los investigadores también han hecho considerables progresos en la identificación de factores genéticos que predisponen a las personas a desarrollar esta enfermedad. Las mutaciones en el gene para la proteína p53 y el gen MDM2 están asociados con un riesgo mayor de cáncer de esófago. Los científicos esperan finalmente traducir esta información en tratamientos mejorados; por el momento, sin embargo, encontrar estos y otros biomarcadores puede ayudar a los médicos a determinar quién corre más riesgo.

Related posts