Normas de fumigación de textil en el Reino Unido

by admin 03/03/2010

Normas de fumigación de textil en el Reino Unido

Productos químicos utilizados en la fumigación de tejidos representan un peligro para los seres humanos que entran en contacto con ellos. Algunos de los insecticidas usados comúnmente con el fin de fumigación incluyen óxido de metilo bromuro, fosfina y etílico. Los productos químicos en los fumigantes que envenenar las plagas también pueden comprometer la salud de personas expuestas a ellos. El grado de peligrosidad dependerá de varios factores, particularmente la longitud de tiempo de la exposición y la concentración de las sustancias químicas.

Las normas de

Las normas relativas a fumigación están contenidas en el Control de sustancias peligrosas para la salud (1999) (COSHH). Estas regulaciones se aplican a una variedad de lugares de trabajo y a una amplia gama de sustancias que puedan presentar un peligro a los seres humanos. El primer requisito es que el empleador debe hacer una evaluación adecuada y suficiente de los riesgos. Si es posible, el empleado no debe estar expuesto a la sustancia. Sin embargo, si esto no es posible, tomar todas las medidas de seguridad.

Equipo de protección personal

El empleado deberá usar ropa de protección adecuada. Esto debe ser suministrado por el empleador y debe estar en buen estado. Cualquier defecto debe ser informado por el empleado y el empleador debe asegurar que se rectificaron. Los empleados deben usar ropa protectora correctamente. Si los textiles están siendo fumigados por el gas, esto llevará a cabo en un área sellada. La exposición debe ser durante mucho tiempo suficiente para que el gas penetrar en los tejidos.

Equipos de ventilación

Si se utiliza equipo de ventilación, siempre siga los procedimientos correctos. Verificar el equipo a intervalos establecidos en los procedimientos de la organización. Esta verificación debe llevarse a cabo por un organismo autorizado y un registro completado. Este registro deberá conservarse por la organización de al menos cinco años. Tratamiento con gas debe realizarse en hojas de prueba de gas o en cámaras especiales. Exposición de los trabajadores debe mantenerse al mínimo.

Reconocimientos médicos

Un médico designado por la organización puede controlar la salud de los trabajadores expuestos a los fumigantes, a veces durante varios años. Salud general, particularmente la función pulmonar debe ser vigilada. Problemas inmediatos experimentados por personas expuestas a la fumigación incluyen irritación de los ojos y la nariz. Algunos empleados pueden sufrir problemas más graves, como el cáncer o la función pulmonar deteriorada. Abogados pueden referirse a estos registros en caso de más adelante procesos judiciales o reclamaciones de indemnización.

Evitación de la exposición

Los investigadores recientemente han prestado mucha más atención a los riesgos planteados por los fumigantes. Los científicos están tratando de desarrollar una alternativa a estos productos químicos; experimentación indica que la fumigación con gases no tóxicos, como dióxido de carbono o nitrógeno, puede ser eficaces. Sin embargo, hasta ahora, este proceso ha resultado caro y lento. Evidencia que algunos de los gases de fumigación vigente también pueden dañar la capa de ozono ha demostrado un mayor ímpetu para desarrollar alternativas.

Related posts