Los efectos de un derrame cerebral en el Control Motor fino

by admin 05/06/2012

Los efectos de un derrame cerebral en el Control Motor fino

La mayoría de nosotros toma las habilidades motoras finas concedido, con las manos y los dedos todos los días a marcar nuestros teléfonos, escribe en un ordenador, usar un cuchillo y el tenedor y atar nuestros zapatos. Un golpe puede cambiar todo esto. El daño cerebral que resulta de un accidente cerebrovascular pueden tener un efecto devastador en las habilidades motoras finas, hacer las tareas más sencillas parecen imposibles.

Parálisis

Cuando un movimiento limita el flujo de sangre al cerebro, el daño resultante puede causar parálisis del músculo, haciendo que ciertos músculos difíciles o imposibles de mover. Parálisis en las manos, brazos y dedos que afecta las habilidades motoras finas. Con terapia física, sin embargo, muchos pacientes con accidente cerebrovascular pueden recuperar el control sobre sus músculos.

Espasticidad

La lesión cerebral que resulta de un accidente cerebrovascular puede causar los músculos apretados o rígido. Esta condición se llama espasticidad, y seriamente puede interferir en las habilidades motoras finas, sobre todo porque tiende a aumentar cuando el músculo se mueve. Cuando no se trata, espasticidad puede causar contracturas, o los músculos que se congelan en su lugar. Tratamiento para la espasticidad incluye fisioterapia, estiramientos, apoyos y medicamentos...

Falta de equilibrio y coordinación

Un movimiento que se produce en el cerebelo puede causar problemas con el equilibrio y coordinación. Estos síntomas también pueden afectar las destrezas motoras finas. Por ejemplo, un individuo que tiene problemas de equilibrio en una silla le resultará difícil escribir o tipo y alguien con problemas de coordinación pueden tener problemas para sostener un teléfono celular con una mano mientras que golpear las teclas con la otra mano.

Problemas espaciales y perceptivos

Un accidente cerebrovascular en el hemisferio derecho del cerebro puede causar problemas espaciales y perceptivos, lo que pueden dificultar juzgar las distancias. Estos problemas también pueden afectar las destrezas motoras finas, porque tareas como recoger objetos pequeños o atar un cordón requieren precisa percepción de profundidad.

Dificultad con las tareas diarias

Un accidente cerebrovascular puede convertir las tareas diarias, como vestirse, preparar alimentos y usando una computadora, en una serie de desafíos físicos. Con un programa de terapia ocupacional y física buena, sin embargo, las víctimas de accidente cerebrovascular pueden aprender a mejorar su control sobre los músculos rígidos y compensar la balanza y problemas perceptivos.

Related posts