La presión arterial y enfermedad renal

by admin 07/14/2013

La presión arterial y enfermedad renal

Presión arterial elevada (hipertensión) hace que el corazón trabaje más duro, que hace hincapié en los vasos sanguíneos. Los riñones contienen glomérulos de filtrado de residuos (pequeños vasos sanguíneos). Cuando dañados, pierden la función, dando por resultado enfermedad de riñón.

Consideraciones

La hipertensión ocurre cuando la presión arterial superior a 140 sistólica y 90 diastólica (140/90). En presencia de insuficiencia renal, debe tratarse la presión arterial por encima de 130/80.

Efectos

La hipertensión causa enfermedad del riñón, dando por resultado exceso líquido acumular en la sangre y la presión arterial creciente. Una vez que se inicia este ciclo, los riñones se deterioran más rápidamente.

Significado

Según los institutos nacionales de salud, la hipertensión cada año causa 25.000 nuevos casos de los Estados Unidos de insuficiencia renal. Afroamericanos tienen mayor riesgo.

Identificación

Daño renal puede ocurrir con pocos o ningún síntoma. Medida que avanza, puede causar presión arterial alta, anemia, orina oscura, piel oscura, dolores de cabeza, disminución del apetito, incoherencia, hinchazón, picazón y heces oscuras.

Prevención/solución

Pacientes pueden beneficiarse de medicamentos de la hipertensión que reducen el líquido (inhibidores de la ECA) y proteína en la orina (BRA). Estos medicamentos ayudan a proteger los riñones de daño adicional.

Related posts