Intervención en crisis para las escuelas

by admin 06/02/2010

Intervención en crisis para las escuelas

Estrategias de intervención de crisis son un conjunto de directrices para las escuelas que experimentan una crisis importante. Si se trata de desastres naturales (terremotos e incendios) o violencia humana (suicidios, tiroteos de la escuela, violencia relacionada con pandillas, violaciones y muerte), las escuelas necesitan un plan de acción para responder y un equipo preparado para implementarlo. Tales situaciones de peligro, aunque temporal, pueden tener un efecto psicológico de larga duración y pueden dañar la salud mental de los estudiantes.

En la escuela equipo

En una situación de crisis, los administradores escolares deben actuar para reducir al mínimo el número de víctimas físicas y psicológicas. Las escuelas deben tener un equipo de intervención de crisis en la escuela (CIT) disponible y listo para tomar el control en caso de un incidente violento. Los miembros del equipo deben ser capaces de manejar la situación, de hacer llamadas telefónicas a tomar medidas para proteger a estudiantes y profesores hasta que lleguen los equipos de rescate. Organizado la movilización de personal en estos casos es clave para una intervención eficiente y la única manera de evitar el caos.

Plan de intervención de crisis

Planificación de una intervención en crisis se asegura que personal está preparado para responder eficazmente a los desastres naturales o actos delictivos a la escuela. El plan de intervención de crisis debe incluir una declaración sobre qué incidente constituye una situación de crisis; las responsabilidades de cada miembro de la CIT; maneras de identificar a las personas que tienen secuelas de trauma psicológico; disposiciones culturales y consideraciones de lenguaje; y maneras de informar a la gente acerca de los procedimientos de emergencia y crisis.

Rol de docentes

Los maestros necesitan ser informados completamente sobre los detalles del plan de intervención de crisis de la escuela. Su función es organizar los estudiantes en y fuera de la escuela, para garantizar su seguridad y tomar las medidas apropiadas de evacuación y emergencias médicas. Profesores deben tener una mochila con suministros preparados de antemano y que contienen botellas de agua, barras de granola y un botiquín de primeros auxilios en caso de que se encuentran atrapados dentro o alguien que está herido en el incidente. También deben tener una lista de los estudiantes para verificar su presencia en caso de evacuación.

Trauma psicológico

Ocuparse de las consecuencias puede ser difícil para los estudiantes involucrados en una situación de crisis. Conductas como falta de interés, estallidos de violencia, consumo de problemas o abuso de sustancias puede indicar trauma psicológico. Personal de la escuela puede manejar la situación explicando a los demás alumnos que sus compañeros han sufrido un shock y recibirán apoyo para superarlo. Entonces deberían tratar de animar a estudiantes molestos a expresar sus emociones o, si es necesario, referirlos a un especialista. Por último, debe comprobar si los estudiantes han recibido adecuada consejería y apoyo.

Related posts