Hechos acerca de Retinoblastoma

by admin 08/24/2012

Retinoblastoma es un término médico que se refiere a la condición en que se desarrolla un tumor maligno en la retina del ojo. Principio como una mutación en la retina, cuando la mutación no se trata se convierte en canceroso y puede causar ceguera o muerte. Por suerte el retinoblastoma es una forma extremadamente tratable que afecta a niños de cáncer y tiene una alta tasa de curaciones y recuperaciones.

Historia

No existe evidencia concreta en cuanto a que primero descubierto, había diagnosticado y poner una descripción al retinoblastoma. La descripción lo más temprano posible sabida de un tumor de retinoblastoma-como quedó atrás en el 1600s mediados por nativo de Amsterdam, Peter Pawius. Desde entonces otras evidencias se ha dejado detrás de que otros han descubierto tales tumores. No fue hasta 1926 cuando el término retinoblastoma fue acuñado por la sociedad oftalmológica americana y desde entonces mucha investigación se ha completado con respecto a la condición.

Causas

No fue hasta la década de 1970 que retinoblastoma fue descubierto para ser una enfermedad hereditaria, que afecta generalmente a niños. La herencia de esta enfermedad es causada por un defecto genético en el cual el cromosoma 13, el gen RB1, no se desarrolla correctamente, causando un crecimiento mutative que puede convertirse en canceroso.

Síntomas

Es el trabajo de uno de los padres a reconocer los síntomas del retinoblastoma en sus hijos. El síntoma más evidente es la aparición de la pupila de un niño; mientras que un ojo sano producirá una luz roja bajo luces de la fotografía, un ojo afectados por retinoblastoma iluminará de blanco o amarillo. Otros síntomas notables incluyen: deterioro de la visión, colores diferentes iris de un ojo al otro, cruzó ojos o perezoso, o rojos irritaron ojos. Tales síntomas deben mencionarse a un proveedor de salud que puede proporcionar un correcto diagnóstico.

Tratamiento

En el tratamiento de retinoblastoma, prioridad principal de un equipo médico es preservar la vida del niño. La segunda prioridad es que la preservación de la visión y la tercera prioridad es la elección de un tratamiento que dejará efectos secundarios mínimos para el niño. Algunos tumores de retinoblastoma pueden ser quitados o ser quemados mediante cirugía láser; y otros pueden ser tratados con quimioterapia y radioterapia. Si estos tratamientos fracasan, puede ser necesario retirar el ojo del niño y sustituirla por una pieza prostética. En situaciones donde el tumor se ha diseminado más allá de la retina, otros medios de quitar el tejido canceroso se ser instituidas.

Advertencias y consideraciones

Retinoblastoma afecta a aproximadamente uno de cada niños 20.000 todo el mundo, con uno en 12.000 casos en Estados Unidos. Anualmente hay 7.000 muertes como resultado de retinoblastoma, la mayoría de los cuales es resultados de diagnóstico tardío. Mientras que ocurre sobre todo en los niños de 0 a 5 años, hay casos de retinoblastoma pacientes las edades 13 y 16 y hasta 28. Diagnóstico precoz es la clave para lograr la supresión de tumores retinoblastoma, por lo que debe prestarse atención en exámenes realizados regularmente y función de los ojos.

Related posts