Dietas bajas en carbohidratos para las mujeres

by admin 11/19/2010

Lo que solía suponer que simplemente crear un déficit calórico es suficiente para inducir la pérdida de peso saludable. Todo tenía que hacer era comer menos comida de la que usted usa para obtener energía y que tendría un físico atractivo, delgado. Según Troy West, CSCS, CPT y propietario de empresa de Fitness potenciar en Portland, Oregon, no es así de simple. "Coach" oeste insiste en que es más importante controlar la sincronización y el equilibrio de nutrientes de lo que es control de simple cantidad.

Reducir el consumo de hidratos de carbono Simple

Muchas mujeres encuentran que el exceso de grasa corporal se desarrolla alrededor de su área de las caderas y las nalgas. Al reducir la ingesta total de hidratos de carbono simples como azúcar, jarabe de maíz, harina blanca y otros productos a base de granos como pan y pasta, puede reducir el pico de insulina que se produce como resultado de un aumento de azúcar en la sangre. Esto evita que los nutrientes consumidos de ser cambiado de puesto a reservas de grasa en las caderas por la insulina.

Al reemplazar el consumo diario de estos azúcares simples con carbohidratos complejos, fibrosos como verduras y frijoles, se reduce el nivel de glucógeno en el torrente sanguíneo, creando una necesidad para el cuerpo usar la grasa corporal almacenada como fuente de energía. Entrenador de West dice que, en su experiencia, la mayoría de las mujeres que empiezan una dieta baja en carbohidratos ve una pérdida muy rápida de la grasa corporal almacenada de la región de la cadera, seguida de grasa almacenada en otra parte, como los muslos.

Aumentar el consumo de proteína

Proteína recomendada diaria del USDA para adultos es entre 10% a 35% del consumo total de calorías. Para una mujer de 135 libras, esto podría ir desde 0,2 g a 0.5g por libra de peso corporal.

Expertos en entrenamiento de fuerza, sin embargo, han reconocido de largo que las mujeres adultas sanas y activas necesitan más ingesta de proteínas que. La ingesta recomendada para la mujer activa debe estar comprendida de 1,0 g por libra para adultos moderadamente activos a 1,5 g por libra para entrenadores de fuerza serio.

Ingesta de consumo de proteínas puede aumentar por el consumo de alimentos integrales como carne, huevos y productos lácteos, o mediante el uso de suplementos nutricionales como proteína de suero de leche o caseína.

Inconvenientes de la dieta

La desventaja de las dietas bajas en carbohidratos es que, con el tiempo, puede disminuir la cantidad de glucógeno intracelular dentro de los músculos. Esto conduce a menor fuerza y tamaño del tejido corporal magro, reduciendo la demanda metabólica. Esto significa que la dieta baja en carbohidratos puede reducir el efecto sobre la pérdida de grasa con el tiempo.

La manera de superar esto es consumir algunos carbohidratos simples inmediatamente después del ejercicio. En aquel momento, el pico de insulina será beneficioso, ya que será traslados los nutrientes en los músculos, donde queremos que vaya, en vez de a la grasa almacenada. Un batido de proteína simple que consiste en una relación 2:1 de proteína, las grasas simples dentro de 45 minutos de ejercicio después de una hora es un popular método de conseguirlo. La dosis recomendada de polvo de proteína de su elección, combinado con una taza de leche entera proporciona la proporción adecuada.

Conclusión

Si tu meta es aumentar corporal magra masa o para disminuir una cantidad importante de grasa corporal, una dieta baja en carbohidratos, combinada con un programa de entrenamiento de fuerza regular, mejorará drásticamente su composición corporal.

Related posts